En este blog se mostrarán, sin respetar cronológicamente su fecha de fabricación, todo tipo de locomotoras: vapor, diésel y eléctricas con algunas de sus características (datos clave y técnicos, informe complementario, dónde verlas) como así también -algunas- cuando dejaron de prestar servicios. Sitio sin fines de lucro.

P36 4-8-4 (Vapor)

Ferrocarriles Rusos

La P36 fue la última Serie de locomotoras de vapor construida en Rusia. Eran máquinas de diseño sencillo y robusto, sumamente aptas para el trabajo duro. Aunque en los años setenta se vieron desplazadas por las diésel, se han conservado muchos ejemplares; algunos encabezan ahora excursiones turísticas al otro lado del antiguo Telón de Acero.

Los modelos de Serie P36 diferían ligeramente del prototipo original. Como el funcionamiento de la chapa eleva humos no fue satisfactorio, la chimenea se dejó descubierta en la parte delantera; la carcasa formaba un canal para que los gases de escape se elevaran. La parte superior del recubrimiento del techo de la caldera albergaba la tubería principal de vapor.

P36 4-8-4 (Ferrocarriles Rusos)
N°: 0001-0251.
Diseñador jefe: L. S. Lebedyanskü.
Construcción: talleres de Kolomna.
Construcción del prototipo: 1949.
Producción: 1954-56.
Rendimiento: hasta 125 km/h; podía mantener 50 km/h en rampas de 9,1 milésimas por metro con trenes de 1.000 t.
Colores distintivos: verde manzana con ruedas rojo brillante. Traviesa delantera roja y estrella roja con la efigie de Lenin en la superficie de la caja de humos. Algunas unidades, faja roja o blanca en el costado. Algunas unidades dedicadas a servicios especiales de lujo se pintaron de azul.
Retirada del servicio: de 1970 en adelante.


La P36-0071 en el depósito de locomotoras de Osipovichi. Al fondo, pueden verse los depósitos de arena. La queja más habitual sobre el diseño era la dificultad para limpiar la caja de humos. Otro problema era que siempre había varias Unidades fuera de servicio por calentadores de agua de alimentación defectuosos, aunque se debía a la incapacidad de la industria soviética para suministrar piezas de repuesto.

P36 4-8-4 (Ferrocarriles Rusos)
2 cilindros: 57,15 cm de diámetro y 80 cm de carrera de émbolo.
Ruedas motrices: 184,5 cm de diámetro.
Diámetro de la caldera: 199,8 cm.
Superficie de la parrilla: 6,78 m2
Presión de caldera: 14,2 at.
Esfuerzo de tracción: 17.775 kg.
Capacidad de carbón: 23 toneladas
Capacidad de agua: 37.853 litros
Longitud entre topes: 29,79 m.
Masa por eje: 18 toneladas
Potencia: nominal, 2.500 CV; máxima, 3.077 CV.
Peso en orden de marcha: - Locomotora: 133 toneladas. - Ténder: 123 toneladas.

Las P36 fueron las últimas locomotoras de vapor construidas en Rusia. En 1954, antes de que las autoridades soviéticas anunciaran el fin del vapor Lazar Kaganovich, el especialista en ferrocarriles del Politburó, declaró que estaba en contra de quienes consideraban que el vapor no tenía futuro. Este mismo argumento se volvió en su contra cuando fue cesado en 1957.

Los números de Serie de la P36 iban del 0001 al 0251. Ninguna de las máquinas recibió ningún nombre.


L. S. Lebyadinskü 
Lebyadinskü, que encabezó el equipo que proyectó la P36, probablemente fue el mejor diseñador de la era de Stalin. Su 2-10-0, destinada a operar en una Rusia asolada por la guerra, fue clasificada en su honor con la letra de Serie L, y recibió el Premio Stalin por su diseño. Esto sin duda consolidó su posición en la lucha contra los innovadores revolucionarios parapetados en instituciones académicas que, antes de la guerra, lo habían obligado a perder el tiempo con monstruosidades tales como las locomotoras combinadas diésel y de vapor. A Syromyatnikov, el eminente teórico, no le gustaba la Serie L, pero tuvo que aguantarse y dedicarle una tibia alabanza: no era una "mala" locomotora. En la P36, se mantuvieron los principios de sencillez de la Serie L. Ambas fueron diseñadas y fabricadas en los talleres de ingeniería de Kolomna, en los que Lebyadinskü ocupaba el puesto de jefe de diseño. La LV, la máquina de mercancías que evolucionó a partir de la Serie L, se construyó en los otros grandes talleres ferroviarios rusos: los de Voroshilovgrad (hoy Lugansk), en Ucrania.

Una de las principales razones para construir la P36 fue eliminar la doble tracción. Pero el incremento de peso de pasajeros obligó a que operara regularmente por parejas. En 1959, dos P36 arrancan para salir de Leningrado al frente de un pesado tren con rumbo al Cáucaso.
Velocidad no
El motivo para construir la P36 no fue el deseo de aumentar la velocidad, sino el de acarrear cargas crecientes. Con ello se pretendía transportar a mayor número de pasajeros sin poner en circulación más trenes, en una red ya de por sí saturada. En la URSS, la capacidad ferroviaria siempre estaba al límite debido al escaso número de nuevas líneas construidas, a pesar del vasto incremento de tráfico experimentado a partir de los años treinta. Para maximizarla, no se permitía a los trenes de pasajeros circular mucho más rápido que los de mercancías.

La P36 está emparentada con la QJ 2-10-2 china. Tras la Segunda Guerra Mundial, hubo mucho intercambio de información entre los ingenieros ferroviarios chinos y rusos.  Las Series P36, LV y Q,1 procedían todas de la máquina de mercancías rusa L 2-10-0.
Fuente: El Mundo de los Trenes - Ediciones del Prado S.A. 1998 - Madrid - España

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada